+1 (888) 6-LINGUA
Seleccionar página

Practicar inglés en casa es la forma más efectiva de complementar lo que aprendas en un curso. Pero es importante dejar muy claro que, para que adquieras realmente el idioma, debes contar con una metodología y un profesor que te vaya corrigiendo y enseñando.

Claro que hay excepciones de personas que lograron aprender inglés por sí mismas, pero tarde o temprano tendrán que pasar de lo empírico a lo académico si quieren comunicarse de una forma realmente correcta. Así que, en algún momento, tendrán que ver clases de inglés.

Dicho esto, pasemos a la pregunta del título de este artículo: ¿Cómo practicar inglés en casa? A través de tantos años enseñando idiomas, en Lingua Language Center, hemos notado que los alumnos que complementan lo aprendido en clases con prácticas en casa, o durante su tiempo libre, cumplen sus metas más rápido.

En cambio, quienes solo acuden a las clases, y luego se olvidan del idioma hasta la próxima vez, suelen tardar más en alcanzar niveles intermedios altos como el B2.

¿Pero cómo practicar inglés en casa? Para responder esto, hemos enumerado una serie de buenas prácticas que hemos identificado en las dos últimas décadas que tenemos enseñando el idioma.

¿Cómo practicar inglés en casa?

Aquí tienes 20 formas efectivas para practicar inglés en casa, que además de nuestra propia experiencia, están respaldadas por estudios científicos y recomendaciones de expertos:

Establece un horario de estudio regular

La consistencia es clave para el aprendizaje. Dedica tiempo diariamente para practicar inglés, incluso si es solo durante unos minutos.

Crea un espacio de estudio adecuado

Designa un lugar tranquilo y libre de distracciones para estudiar. Un ambiente propicio te ayudará a concentrarte mejor.

Utiliza aplicaciones móviles

Existen numerosas aplicaciones diseñadas específicamente para aprender inglés. Algunas populares incluyen Duolingo, Babbel y Rosetta Stone.

Sumérgete en videos y podcasts en inglés

Escuchar a hablantes nativos mejora la comprensión auditiva y la pronunciación. Busca contenido relevante en YouTube, TED Talks o plataformas de podcasts.

Lee libros y revistas en inglés

Leer amplía tu vocabulario y te expone a diferentes estructuras gramaticales. Comienza con material adaptado a tu nivel y avanza gradualmente.

Participa en intercambios de idiomas en línea

Conecta con personas que quieran aprender tu idioma nativo a cambio de ayudarte con el inglés. Practicar conversaciones reales es muy beneficioso.

Inscríbete en clases en línea

Muchas instituciones ofrecen cursos virtuales. Busca opciones que se adapten a tus necesidades y horarios.

Juega y realiza actividades interactivas

Aplicaciones como Quizlet o juegos de palabras pueden hacer que el aprendizaje sea divertido.

Establece metas claras y realistas

Define objetivos específicos para tu aprendizaje. Por ejemplo, “aprender 10 nuevas palabras cada semana”.

Lee en inglés

Elige libros, blogs o noticias que te interesen. Anota palabras desconocidas y busca su significado.

Ve películas y series en inglés

Activa los subtítulos en inglés para mejorar la comprensión oral. Poco a poco, te irás dando cuenta de los resultados.

Escucha podcasts y audiolibros en inglés

Escuchar diferentes acentos y estilos de comunicación es valioso. Preferiblemente dedica tiempo a temas que sean de tu interés, de manera que vayas creando conexiones entre conceptos.

Conversa con hablantes nativos o compañeros de estudio

Practicar la conversación es esencial. Pide retroalimentación y corrige tus errores. Si no estás en un contexto en el que puedas hablar con otros en inglés, puedes buscar páginas web que te permitan esa experiencia, tanto con nativos como con personas de otras culturas que también busquen aprender inglés.

Escribe en inglés

Mantén un diario, crea historias o envía correos electrónicos en inglés. Esto realmente funciona, y si lo haces con determinación y constancia, verás resultados en tu lectoescritura que te van a abrir puertas laborales o académicas en el futuro.

Realiza ejercicios de gramática y vocabulario

Refuerza tus bases con ejercicios específicos. Puedes usar los mismos ejercicios que veas en clases con ejemplos distintos. Así no olvidarás nada de lo que aprendas en el curso.

No temas cometer errores

Aprender implica equivocarse. Cada error es una oportunidad de mejora. Y cuando vuelvas a clases, pregúntale todo lo que necesites a tu profesor.

Establece metas SMART

Específicas, medibles, alcanzables, relevantes y con un límite de tiempo.

Recuerda que todas estas formas de practicar inglés desde casa serán complementos a lo que aprendas en un curso. Si no sabes dónde tomar clases de inglés, te recomendamos los programas que ofrecemos en Lingua Language Center, que abarcan todos los niveles de inglés y todas las áreas de aplicación profesional. ¡Escríbenos!